Ahn Jung – Hwan: el hombre que arruinó el fútbol italiano

El precio del gol | Fútbol Chapas Retro

“¿Qué se creen, que voy a conservar a un jugador que arruinó el fútbol italiano? No volverá a poner un pie en el Perugia. Ha ofendido al país que lo acogió”, estas duras y determinantes palabras fueron de Luciano Gaucci, Presidente del equipo italiano en el que jugaba el acusado: Ahn Jung – Hwan.

Transcurría el año 2000 cuando el delantero surcoreano llegaba al “biancorossi” cedido por el Busan Ipark de su país de origen. Sus actuaciones no fueron destacadas pero se ganó un lugar en el equipo italiano y la posibilidad de representar a su país en el Mundial de Corea – Japón 2002.

El sueño de cualquier futbolista es jugar un mundial con su selección. Y Hwan tenía la oportunidad de cumplirlo con el aliciente de hacerlo en la tierra que lo vio nacer. Pero una acción en particular por parte del jugador provocaría las palabras del presidente del Perugia y la decisión de rescindir el contrato del deportista surcoreano. Ahora bien, ¿Qué atrocidad cometió el jugador en cuestión para recibir tal acusación? Anotar un gol.

Corea del Sur llegaba a la Copa del Mundo con la ilusión de hacer historia en su casa, en una fase de grupos accesible que compartía con Polonia, Estados Unidos y Portugal. En esta primera fase no tuvo muchas complicaciones: victoria 2 a 0 ante los polacos, igualdad frente a los norteamericanos por 1 a 1 (primer gol de Hwan en el mundial) y triunfo por 1 a 0 contra Portugal.

En los octavos de final tendría al primer rival de temer: Italia, el partido clave en la vida de Ahn  Jung – Hwan, el encuentro que separaría su camino del Perugia. La selección europea fue adelante en el marcador durante gran parte del juego con un gol del “Bobo” Vieri a los 18 minutos, pero cuando restaban dos minutos para finalizar la segunda parte, Seol anotó el gol de la igualdad para llevar el duelo a la prórroga, que en ese momento se definía con gol de oro (el primero que convertía un gol clasificaba a la siguiente ronda).

A los 117’ una centro de Lee Young – Pyo llegó al área italiana y Ahn Jung conectó de cabeza anotando el 2 a 1 final para lograr el pase a cuartos de final por primera vez en su historia, eliminar a la siempre favorita Italia y provocar la furia del presidente del Perugia.

El camino de Corea del Sur en el mundial siguió con paso firme eliminando por penales a España y llegando a semifinales donde perdería por 1 a 0 con Alemania, y luego caería 3 a 2 ante Turquía por el 3° puesto.

Por su parte, Ahn Jung – Hwan terminó su travesía en suelo italiano a pesar que luego el Perugia se disculpó y expresó el deseo de continuar contando con el delantero surcoreano en sus filas. Pero el jugador, de 26 años en ese momento, optó por volver al continente asiático para jugar en Japón. Años más tardes tendría la revancha de regresar a Europa, defendiendo los colores del Metz francés y el Duisburgo de Alemania.

El gol más caro de su vida. Amado en Corea del Sur, odiado en Italia. Hwan se fue agradecido del país europeo, y aunque no pudo remontar su carrera en los clubes que jugó, su rendimiento fue suficiente para disputar los siguientes dos mundiales (Alemania 20006 y Sudáfrica 2010) y condecorarse como uno de los jugadores más recordados de su nación.

FOTO: Fútbol Chapas Retro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s